viernes, 26 de agosto de 2016

Conteo Regresivo (Revisando nuestras metas)


Resultado de imagen para conteo regresivoLas siguientes palabras las escribí a finales del año 2015 para mis amigos, compañeros, algunos conocidos, etc.

Buen día mis amores,  no podía dejar que se fuera el año sin desearles todas las bendiciones del universo para sus vidas en lo que resta del año y para todo el 2016.

Aún no es preciso sacar cuentas del año 2015 porque pueden pasarnos cosas maravillosas en lo que resta del mismo y que debemos agregar a esa cuenta, lo que sí podemos  hacer es empezar a escribir nuestros propósitos para el año 2016, PROPOSITOS,  NO DESEOS.

Desde mi punto la  diferencia radica en que cuando es un propósito vamos a poner el entusiasmo y la energía suficiente para lograrlo, en cambio hay cosas que deseamos que no tienen el poder de hacernos salir de nuestra zona de confort e ir por ello.

Como dice Habacuc 2:2 – 3: Entonces el SEÑOR me respondió, y dijo: Escribe la visión y grábala en tablas, para que corra el que la lea. Porque es aún visión para el tiempo señalado; se apresura hacia el fin y no defraudará. Aunque tarde, espérala; porque ciertamente vendrá, no tardará.…

Nuestra visión, nuestro propósito, nuestro objetivo, nuestra meta, debe estar por escrito, además revisarla cada cierto tiempo para poder accionar en dirección a su cumplimiento.

 Ya con nuestro propósito claro y escrito algo que puede funcionarnos es usar el poder de la intención detrás de cada acción que desarrollamos para lograrlo, podremos sorprendernos del efecto que causa tener claro en nuestra mente y conciencia para qué o porqué llevamos a cabo una determinada acción, eliminar nuestra vestimenta de víctimas y hacernos protagonistas de nuestra leyenda personal, cada cosa que nos pase es nuestra responsabilidad y no la de alguien más, ahí radica la grandeza y el poder de saber que somos los arquitectos de nuestra vida.

Cada uno de nosotros encontrará la manera correcta para  lograr nuestros propósitos, teniendo siempre como guía a nuestro creador y dador de vida, quizás nos vamos a cansar pero él nos dará las fuerzas necesarias para levantarnos y seguir adelante.

Siempre agradecida de Dios por su infinito amor y misericordia para mí y los míos,  el 2015 ha sido un año lleno de muchas cosas agradables, otras no tanto pero han dejado una enseñanza valiosa para formar mi carácter lo que las convierte en cosas buenas también y aún sigo esperando cosas maravillosas para cerrar este año con mayor alegría.

Hoy ya casi finalizando el mes de agosto, 2016 encontré el archivo que contiene mis propósitos  para este año, para mi sorpresa la mayoría están cumplidas y las que no están en camino porque estoy trabajando en ello, pero también me hice la pregunta de porque no he logrado cumplirlas todas aún y hay un factor común entre estas: “La falta de enfoque” que es primordial y esencial para cumplir nuestras metas.

Si es tu caso, es un buen momento faltan 4 meses para finalizar este año y hay muchas cosas que aún podemos hacer, así es que manos a la obra, pon clara tu mente de lo que quieres, traza un plan y enfócate en las acciones para lograrlo, siempre la fuerza de Dios acompaña al diligente.

Un abrazo, lo mejor de nuestras historias, está por venir!!!!!


Dios siempre es Bueno.